gallery/logo

PREGUNTAS SOBRE CIRUGÍA ESTÉTICA

Servicios

 

La cirugía plástica es la especialidad quirúrgica que se encarga de restaurar la normalidad funcional y anatómica del cuerpo humano. ‘Plastikos’ etimológicamente viene del griego y significa moldear y transformar. Desde sus orígenes el objetivo de la cirugía plástica ha sido conseguir restaurar la funcionalidad y el aspecto de defectos y malformaciones congénitas o adquiridas mediante técnicas reconstructivas.

Estas mismas técnicas han derivado en el nacimiento y consolidación de la cirugía estética. Esta especialidad parte de los mismos principios reconstructivos pero su finalidad es moldear aquellas partes del cuerpo que no satisfacen al paciente porque no guardan una armonía corporal acorde con los patrones de belleza imperantes en nuestro tiempo.

En nuestra Unidad ofrecemos un servicio integrado que cuenta con profesionales de primer nivel. Los tratamientos siempre ofrecen un enfoque personalizado y adaptado a las necesidades de cada paciente.

Somos el primer centro médico de España que ofrece un protocolo médico integrado en la especialidad de tratamiento de las cicatrices postquirúrgicas con láser.

En la Unidad de Cirugía Estética y Plástica de Centro Dermatológico Estético ofrecemos a nuestros pacientes el tratamiento de las cicatrices postquirúrgicas con equipos láser de última generación. Nuestro equipo médico ha conseguido con estos láseres unos resultados tan óptimos como sorprendentes. Las cicatrices postquirúrgicas tratadas inmediatamente después de operaciones se terminan convirtiendo en marcas residuales apenas perceptibles a la vista. En otras palabras, a los óptimos resultados morfológicos obtenidos por la cirugía hemos conseguido unirles unos resultados, no menos satisfactorios, en el aspecto de la piel y las cicatrices intervenidas.

Nuestro Centro es el primero de España que ha protocolizado en sus intervenciones quirúrgicas (plástico-estéticas) el tratamiento de las cicatrices postquirúrgicas con láser. Un protocolo médico que comienza en el mismo momento en que se retiran los puntos y gracias al cual se minimiza el riesgo de una mala cicatrización y se mejora de forma sobresaliente el resultado final de las intervenciones.